Blog

Piscina inflable y desmontable vs piscina de poliéster, obra y acero

Piscina inflable y desmontable

Llega el calor y vamos de cabeza buscando una piscina hinchable para montar en el jardín de casa bien pronto, porque el calor aprieta, y en casa nos la reclama la mujer y los niños como si se acabara el mundo. De hecho no entiendes nada, pero tampoco es que haya infinitos modelos, así que sueles coger una que por dimensiones te cabe, la misma de cada año. Llegas al jardín y entonces, como los veranos desde hace diez, te acuerdas que tienes que preparar el terreno. Si no sacas las piedras, piedras y malezas, sabes que cada día que te bañes te acordarás de aquella piedrecita que se te clava bajo el pie. También recuerdas algún año que cuando has llenado la piscina inflable un palmo de agua, la querías mover de lugar porque hacia pendiente, y ha sido totalmente imposible.

Si por suerte te acuerdas de todo ello ya la tienes montada con condiciones óptimas para sobrevivir un par de meses. De mantenimiento tampoco tienes ni idea. Los primeros días te hace gracia mirar las tiritas de color como cambian para ver el pH y esas cosas, pero sabes que al cabo de una semana tiras el cloro y el antialgas a chorro. Como siempre, entonces acabas comprando un cobertor unos días después, cuando estás cansado de sacar hojas y abejas muertas cada mañana y no entiendes porque te aparecen tantos bichos pequeños si tiras de todo.

Cuando desmontas la piscina inflable suele ser ya cuando hace frío. Vas tarde. Todos los vecinos hace semanas que la han sacado ya ti te da pereza. Te da pereza porque ha llovido y el patio es un pastel de barro. La piscina está sucia. Le pasas la manguera de agua pero entonces está mojada y tampoco la puedes plegar. Siempre tienes la tentación de tirarla a la basura entera y sólo aprovechar el filtro por otro año…

No te engañes, lo mejor de la piscina es cuando está montada y especialmente los primeros días, que el agua es transparente. ¡Esto sí que es vida! Y si disfrutaras así todo el año?

Piscinas de poliéster

Las piscinas profesionales prefabricadas de poliéster parten de unos diseños hechos por lo que sólo tienes que elegir cuál es el más idóneo en cuanto a la estética que buscas y las medidas del terreno donde quieres colocar la piscina. Disponemos de múltiples acabados finales como son el parquet natural o sintético, las piedras de coronación, los chorros de agua, las vallas con diferentes materiales, etc.

Son piscinas de alta resistencia, construidas con un espesor uniforme de las paredes. Hay materiales muy adecuados para su construcción como son gel-coat, resinas de viniléster, entre otros. Disponemos de una gama amplia de colores para adaptarse a tus necesidades: azul, azul blanco, beige, blanco y gris.

Piscinas de poliéster

Piscinas de acero

El acero te permite hacer un diseño libre a tu gusto. También es ideal cuando se trata de terrenos complicados como puede ser en una terraza o un patio de difícil acceso. Al ser una piscina versátil podrás colocarla e instalarla en terrenos sinuosos con facilidad y sin complicaciones. En este caso dispones de láminas armadas de infinitos acabados naturales, cerámicos, de varios colores, etc.

Es un material muy ligero, por lo tanto es de los pocos que puedes poner en una azotea, ya que de obra, el material solo carga excesivamente el edificio.

Piscinas de acero

Piscinas de obra

Con las piscinas de obra, como en las de acero, una de las principales ventajas es la libertad de que dispone el cliente para escoger la forma que mejor se adapta a sus gustos o necesidades: forma, profundidad y sección. 

En este sentido dispondrás de libertad total para elegir las dimensiones del vaso. Aunque muchas veces las piscinas se construyen tienen dimensiones muy similares, es cierto que en algunos casos la libertad de una piscina de obra permite construir, por ejemplo, una piscina larga y estrecha ideal para nadar, por ejemplo de 2 x 15 metros . En un sentido similar, una persona que quisiera instalar un gran trampolín, podría pedir una profundidad superior a la habitual.

Piscina d'obra Graf amb mosaic turquesa

Tanto las piscinas de poliéster, acero como obra, se caracterizan por su durabilidad y fácil mantenimiento. En Espai Piscinas Graf utilizan materiales que ofrecen la calidad óptima a la hora de instalar y construir las piscinas, para que funcionen a la perfección. También destacan por la impermeabilización total, así como la posibilidad de ser cubiertas con facilidad: persianas mecánicas, etc.

Si quieres una piscina para todo el año y olvidarte del mantenimiento sin duda tienes que dar un paso adelante. Para cualquier duda o aclaración estamos a tu disposición.

Equipo Técnico de Espai Piscines Graf

www.espaipiscines.com